lunes, 16 de julio de 2018

Tú. 7

Mientras su amiga Soraya, corría a la mesa sin derramar una sola gota de los chupitos que llevaba, se quedó pensativa mirando a Oliver.

¿Quiénes serían los que estaban con él? Le había dicho a su amiga, que se trataba de sus padres. Pero era imposible, dado que aquella mujer no era la encantadora madre de Gemma.
Pero del hombre mayor en cuestión, no podía decir nada, pues no conocía al padre de don ego gallito.

Y por ello, sus amigas no la detendrían de hacer algo loco ¿Oh sí? Frunció el ceño, girándose a buscar la mesa donde se hallaban sentadas, para verlas a todas cuchicheando de forma alterada al poder poner al fin, rostro al hombre de sus pesadillas.

Sonriendo por saber lo que estarían diciéndose, que volvió a girar su rostro para fijarse en su objetivo, que frunció el ceño al no verlo sentado en la mesa. Ni él, ni la pareja mayor estaban allí.

¡Diantres, se le había escapado!

martes, 9 de enero de 2018

Tú 6

Se sentaba en la terraza junto a una Laura, que lo miraba en aquel momento con el ceño fruncido, al tiempo que le mostraba la fotografía de la llave, consiguiendo arrancarle una carcajada antes de coger su vermut negro y darle, un buen trago a la fresca bebida.
-Si ésta llave creo que es de quién es – habló con cierta condescendencia-. Me podrías decir, como es que ha llegado a tu poder –Sonrió curiosa-. Y que sea antes, de que te liquide ella, ya que la has invitado a que venga a recogerla. ¿Y cuándo ha ocurrido?

martes, 2 de enero de 2018

Tú 5

A las once de la mañana, se hallaba en su terraza, apoyada en el muro con su taza de café en la mano, tratando de recargar pilas con el magnífico sol, que había aquel día. Mientras que su hijo, pintaba con sus lápices en la mesa verde de madera, que había en un lateral.
La calma que había en el lugar, para nada existía en su interior. Después de la extraña charla con Oliver, no había vuelto a dormir, no conseguía llegar a tranquilizarse. Se sentía como inquieta. Y aquello, la enervaba mucho.
- ¡Joder! -Gruñó de mal humor, cuando el teléfono fijo, sonó desde el interior de la vivienda.

Tan sólo amor 30°- Final- Gaby Ruiz



“When I fall in love, it will be forever
or I'll never fall in love”

Marcos estaba parado en el altar.  Un lugar que pensó jamás ocuparía porque sentía que el amor se había olvidado de él. Ahora no lo pensaba más, porque estaba profundamente enamorado y había entregado completamente su corazón.  

Era extraño.  Él siempre había creído en el amor y cuando lo había sentido, lo había reconocido de inmediato.  Pero su amada, no.  Se había resistido y él había luchado para conseguir a Mía, la mujer que amaría el resto de sus días.
Lo gracioso de la situación era que él hombre que le servía de padrino de bodas había propiciado su encuentro. De alguna manera, la boda de Aidan y Eliane había sido el desencadenante de los sucesos más maravillosos de su vida.  Le habían roto el corazón, pero así mismo, se lo habían reparado con las más hermosas palabras: Te amo.

domingo, 31 de diciembre de 2017

¡Feliz 2018!

¡Felicidades para el nuevo año! 
Qué sus sueños se cumplan y gracias por seguir acompañándonos.


sábado, 30 de diciembre de 2017

Tan solo amor 29 °- Gaby Ruiz



Mía se tragó los cientos de insultos que se le agolpaban en la cabeza, limitándose a asentir con fuerza para no golpearlo. ¿Quién era esa Emma? ¿Nueva novia de André? ¿Por qué buscaba a Marcos? ¡Su mirada parecía decirlo todo! Estaba interesada en él… y, aun cuando él no parecía interesado en ella de esa manera, sí que parecía tenerle un gran cariño. ¿Por qué? ¿De dónde nacía eso?
¡Se moría de celos! Jamás le había pasado antes, solo con Marcos. La primera vez con Alessandra y ahora con esa Emma. ¿Por qué no le había hablado de ella? ¿Habían tenido algo y ella no sabía?
– Es solo que… estoy preocupada por Alessandra –empezó Emma vacilante– ella, es evidente creo, está enamorada de André.  Yo continúo pensando que no es conveniente y no importa que tú digas que todos tienen un pasado, André y Alessandra… bueno –Emma suspiró– solo necesito que me digas que es lo que sabes.  Ella es prácticamente mi mejor amiga, la quiero mucho y sé que tú no me mentirías.  Ante todo, eres transparente y me dirás si André…

jueves, 28 de diciembre de 2017

Noches En El Balcón 40

Justo entraba por la puerta de la clase, cuando sonaba el timbre finalizando lengua castellana y mandaba a todo el instituto a su casa a comer. Era el único día de la semana, que se finalizaba tan pronto. Pero aquello le iba a ir de perlas, porque así su profesora Tamara no la miraría por más rato de aquella manera. Pero tampoco estaría de más, de acercarse y explicarse que había sido el café el culpable.
Cinco minutos después, con su mochila colgada en su espalda, salía de la clase y acudía a ella su amiga Carlota.
Quién nuevamente la arrastraba a un rincón solitario, para increparla  con tono preocupado.

Tan solo amor 28° - Gaby Ruiz



Esos días previos a la boda, Marcos y Mía difícilmente se habían encontrado y aún menos habían tenido la oportunidad de estar a solas.  La familia de Mía llegó unos días antes de la ceremonia y se instaló en el hotel, en el que Mía ya no se encontraba pues insistió en buscar un departamento y, tampoco hubiera aceptado que su familia se quedara ahí si Marcos no hubiera insistido.
Él hizo lo posible porque estuvieran cómodos y Mía empezó a sentirse asfixiada por las preguntas de su familia y la instantánea simpatía que parecían haberle tomado.  Además que había un grave problema, con ella al menos, comentaban lo diferente que era de Sean.  ¡Si eso le decían a Marcos sería un gran problema!

domingo, 24 de diciembre de 2017

Inocencia Robada 19

Puso la mano en el pomo de la puerta, aspiró ligeramente y con cuidado abrió la puerta de su dormitorio, para mirar con sumo cuidado por el pasillo.
Vía libre, no había rastro de Paul.
Con cierta sonrisa en sus labios, descendió a la planta baja para encaminarse a la cocina donde una Louise, le dedicó una sonrisa cariñosa. Pero, aun así, había algo en su mirada que la inquietaba. Aún seguía con aquella sombra de pena en sus ojos, de cuando iba al hospital a visitarla junto con Francesca y la otra mujer mayor,  Thelma.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Noches En El Balcón 39

Odiaba el olor de aquella habitación, odiaba los antisépticos. Pensó con los nervios alterados, mientras observaba como su profesora, Tamara, hablaba con la enfermera. Y odiaba, el hecho de verse expuesta aún más a Eric, si éste venía allí.
-Realmente, empiezo a encontrarme algo mejor –Protestó Yola, empleando cierto tono de súplica y no quedándose tumbada en la camilla como le habían indicado en un principio.
Tamara, se giró a verla.
-Cierto, que empiezas a tener más color en tus mejillas –La escudriñó atentamente-. Pero es que te vi tan alterada, tan desencajada...

martes, 19 de diciembre de 2017

Amor en Alaska 7°



Al despertar le dolía mucho la cabeza y tenía malestar estomacal, entró al baño y se vio con espanto en el espejo. Llevaba el cabello en estado imposible y su cara era un desastre, se dio una ducha rápida para quitarse el  olor a cigarrillo y alcohol. Bajó las escaleras casi arrastrándose.
-¡BUENOS DIAS, RAC! – gritó su hermano y ella gruñó.
-No grites, Evan- pidió llevándose las manos a la cabeza.
-¿Por qué? ¿Resaca muy mala?
-Vete al diablo. Necesito café. – respondió mientras iba hacia la cocina, pero él la interceptó.
-Toma – dijo poniendo un analgésico en su mano- y bebe esto, es mejor que el café y menos dañino – agregó alcanzándole un vaso con un líquido verde.
-¿Qué es? – preguntó mirándolo raro.
-Un licuado de verduras, frutas y té verde. Te hará bien. No pongas esa cara y bébelo, es mucho mejor que esas cosas azules que bebiste anoche – dijo y ella frunció el ceño y se lo bebió.
-¿Cómo sabes? – preguntó
-¿Lo de las bebidas? Me lo contó Kenai cuando te trajo- respondió su hermano y entonces las imágenes volvieron a su mente.
¿Por qué tenía que haber sido Kenai quien la viera emborracharse y la llevara a casa?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...