lunes, 22 de mayo de 2017

Aprendiendo A Seducir 36

Dichas aquellas palabras, Mand fijamente al hombre, quien, a su vez, también le aguantaba la mirada, pero con cierta socarronería, sabiendo que la había pillado contra la pared.
¿O eso creía tontamente él?
Pero lo que le gustaría saber, es si él, sentía también correr sus pulsaciones a mil por hora, con el juego de camino que había extendido entre ellos.

domingo, 21 de mayo de 2017

La mujer del rey 20°



Fueron días extraños para Byul pues debió acostumbrarse a su nueva vida en palacio con todo lo que ello implicaba. Janeul la nombró oficialmente su Concubina Real, así que recibió el título de “Alteza” por lo que la trataban con una pleitesía que la incomodaba, sobre todo porque podía percibir la hipocresía en muchos de los políticos y gente de la corte al dirigirse a ella. Sin embargo, podía estar con las dos personas que más amaba  y eso lo compensaba todo.
Además cuando en público, Yul la llamaba Alteza ella podía escuchar el  tono cariñoso con que lo decía y como sus palabras tenían el eco de la palabra madre que le decía en privado. Habían acordado que pasado un tiempo la llamaría también así en público, pero esperarían hasta que a nadie le llamara la atención que la tratara así.
Myra también se había trasladado a palacio, no sólo para hacerle compañía a Byul sino porque ella quería seguir ocupándose de la joven y asegurarse que tuviera una buena vida. Y la muchacha estaba más que feliz de poder seguir a su lado.
Byul aún tenía temores, aquella anhelada felicidad que se había vuelto algo tangible,  a veces la asustaba, incluso despertaba sobresaltada algunas noches, pero Janeul estaba junto a ella, y la calmaba hasta que volvía  a dormir en paz. Y de día los fantasmas se esfumaban cada vez que podía estar con su hijo.

sábado, 20 de mayo de 2017

Tan solo amor 12° - Gaby Ruiz



– ¿Por qué tardaste tanto? –entró Rose, haciéndolo a un lado y él puso los ojos en blanco– ¿aún duermes?
  ¿Es muy tarde? –preguntó él, notando demasiado tarde el desastre de la sala que, obviamente, su perspicaz hermana ya había visto– imagino que estaba cansado. Por eso es que no fui al concierto.
– ¡Ni empecemos con eso! –siseó Rose con furia– por tu culpa, he tenido que soportar al fastidioso de Ian Torrenti. ¡Odio a ese pomposo conde!
– Duque –corrigió Marcos y ella lo asesinó con la mirada– ¿qué pasó?
  ¡No hagas que te cuente! –Rose gruñó y a continuación esbozo una sonrisa perversa– ¿qué ha pasado aquí hermanito?

martes, 16 de mayo de 2017

La mujer del rey 19°




Cuando se separaron, él le tomó la mano y ella se apartó un poco, había visto a Jun y había recordado donde estaban, se sentía avergonzada. Saludó al guardia de Janeul y él la saludó a ella, luego él rey venciendo la reticencia de Byul, volvió a agarrar su mano, entrelazando los dedos para que ella no rehuyera y la guió al interior del palacio.
Sus órdenes habían sido muy claras, así que la gente que usualmente circulaba se había apartado  para dejarles espacio.
La llevó hasta sus  aposentos y Jun se despidió dándole una palmadita afectuosa en el hombro a Janeul, también él estaba feliz de que al fin estuviesen juntos. Luego los dejó solos.
-Éstas son mis habitaciones y las tuyas desde ahora – dijo él. Y ella observó el lugar deteniéndose en la pintura de flores de lotos que estaba detrás de la cama, era la que ella le había regalado años antes.-Byul…- la llamó al notarla tan callada.
-¿Está bien que me quede aquí? – preguntó.
-Sí. Nadie más ha estado aquí aparte de mí, la reina tenía sus propios aposentos. Pero quiero que estés conmigo, tenerte en mis brazos al dormirme y al despertar- dijo y luego  una idea cruzó su mente- A menos que no quieras, o necesites tiempo…- dijo incómodo. Aunque se amaran su relación llevaba diez años en espera, más allá de que habían hecho el amor quizás ella necesitaba tiempo para adaptarse a vivir con él.

lunes, 15 de mayo de 2017

Tan solo amor 11°- Gaby Ruiz



Mía terminaba de comer y se sentía algo intimidada por la forma en que Marcos la contemplaba.  Varias veces le había pedido que dejara de hacerlo pero él solo sonreía un poco, ladeaba la cabeza y continuaba.  ¿Qué estaba pensando? ¿Qué desaparecería en cualquier momento?
Quizás era eso… y tal vez ella no lo había pensado todo bien.  La noche caía en Italia y ella aún no tenía un lugar donde quedarse.  Y era evidente que no iba a quedarse con él, al contrario, tendría que pedirle que le acompañara a buscar un hotel.  Cuanto antes, mejor.  ¿Qué iba a pensar él de ella al no tener ninguna reservación?
  Nada –contestó Marcos sencillamente– fue un viaje precipitado según me cuentas. ¿Por qué pensaría algo de ti por no tener una reservación? Se arregla rápidamente, iremos a buscar un lugar para quedarte –prometió él.
– Gracias –asintió Mía y se levantó.  Él negó y le tomó la mano para halarla a que se sentara frente a él.

domingo, 14 de mayo de 2017

La mujer del rey 18°




 

Poco tiempo  después hubo conflictos en una de las fronteras,  uno de los países limítrofes con quienes siempre habían mantenido tensas relaciones quería apoderarse de un extenso territorio que estaba conformado por planicies deshabitadas, pero seguían siendo territorio nacional.
No pudo llegarse a una solución pacífica y  Janeul decidió ir al frente del combate con los generales de su ejército. Jun trató de disuadirlo.
-Su Majestad- deje que nosotros combatamos, no debería ir. Piense en Yul.
-Es por él que debo ir, necesito probar mi valía en todos los terrenos, necesito ser un rey en el sentido más pleno. Tengo que resolver esta disputa territorial ,pero también ganarme la confianza de nuestros soldados, sólo así podré proteger a mi hijo, y a su madre. Si puedo unir a cada estamento bajo mi mando, si puedo logar que no cuestionen mi autoridad  y respeten mis decisiones, podré  ocuparme de las personas que amo. Si soy débil, me pisotearán como a un títere y entonces  ni el príncipe ni Byul estarán a salvo – dijo él.
-Iré con usted, entonces.
-Debes cuidar a Yul en mi lugar.
-El joven Wol cuidará de él- dijo refiriéndose al guardián del príncipe- yo me ocuparé de que usted vuelva sano y salvo para que pueda cumplir sus promesas.
El rey sólo agradeció con una leve sonrisa. Era bueno tener a alguien así a su lado.

jueves, 11 de mayo de 2017

La mujer del Rey 17°



El rey se encargó que la joven Dina estuviese entre las doncellas a cargo del príncipe, de esa forma podía estar informado respecto a cualquier cosa que sucediese. Byul se lo había confiado y él se aseguraría  de que estuviera a salvo y creciera feliz. No había podido proteger a la madre pero protegería a su hijo.
La llegada del príncipe fue también la excusa perfecta para dejar de visitar  el lecho de la reina, antes había sido parte de sus deberes procrear un heredero, ahora ya no tenía ninguna obligación. Y ella misma, al fingir estar convaleciente tras el parto , le dio la oportunidad de alejarse. Él se encargó de que esa distancia fuese permanente.

martes, 9 de mayo de 2017

Reencuentro Dorado 8

Ya no había tiempo para una tila. En cinco minutos, Santino llegaba con su familia a la casa de Sandro. Donde llevaba un día hospedada con su hijo Max, a petición del hombre.
Veía de idiotas, que pagara un hotel, para sus vacaciones, teniendo su casa dormitorios vacíos.
Pero todo aquello, había supuesto un golpe para su sistema nervioso.

La mujer del rey 16°



Diez años atrás, Byul le había pedido que la dejara y sus palabras habían hecho realidad sus peores miedos pues eran ciertas. Su amor sólo le había traído dolor, desde el inicio se había preguntado si amarla bastaría para compensar todos sus sacrificios, y ahora entendía que no. Ella le estaba pidiendo sinceramente que la dejara ir.
En ese entonces, se marchó con el corazón roto y durante un par de días se sintió morir.
-Hay algo raro… - dijo Jun  a su joven señor.
-¿De qué hablas? – preguntó ofuscado, no podía encontrar sosiego y su humor estaba totalmente trastocado.

lunes, 8 de mayo de 2017

La mujer del rey 15°



La reina ya había llegado varios días atrás y se había instalado con un par de doncellas de su servicio personal.
Tuvieron un muy breve intercambio.
-Tomaste una buena decisión – dijo cuando Byul se presentó delante de ella. Luego  indicó que la llevaran a sus habitaciones y eso fue todo.
Las dos estaban en el mismo lugar , pero casi no se veían. Ocupaban habitaciones  en alas opuestas del templo, y casi no se cruzaban en las demás actividades, comían por separado y ni siquiera se cruzaban al pasear. Habían puesto a  una mujer mayor para que asistiera a Byul, y de sus demás necesidades  se ocupaban los monjes del lugar en un silencio que era agobiante.
Aquellos días fueron los únicos en que Byul se sintió realmente sola, por primera vez no tenía a Janeul a su lado y lo añoraba con todo su ser. Sin embargo su niño iba creciendo en su vientre y eso era lo que le importaba realmente. Los días transcurrían lentamente mientras su cuerpo cambiaba, y esos pequeños cambios la mantenían atada a la realidad.

domingo, 7 de mayo de 2017

La mujer del rey 14°




Diez años atrás, durante una de las largas ausencias de Janeul, Byul había descubierto que estaba embarazada.
Se había desmayado en el jardín y luego de  socorrerla , la herboristera y la regenta le habían informado sobre su estado y también le habían ofrecido ayudarla a terminar con el embarazo ya que era muy reciente.
-Voy a tenerlo- había dicho ella sin dudarlo, un hijo con Janeul era el mayor anhelo de su corazón y había pensado que nunca sería posible, nunca había dejado de tomar los bebedizos y todas las precauciones necesarias para evitar un embarazo, pero la vida había imperado y ahora estaba gestando un bebé. Y era feliz.
-¿Estás segura? – preguntó la regenta y ella asintió. Sabía lo que significaba, su hijo estaría en peligro y ella también. El niño que estaba gestando sería un hijo ilegítimo del rey, una amenaza para los hijos legítimos, cuando llegaran,  y un instrumento para los enemigos políticos de Janeul.
Nadie sería feliz con la llegada de ese niño, e incluso quizás quisieran matarlo. O a ella.
Por lo tanto , nadie debía enterarse que estaba esperándolo, ni siquiera Janeul, porque ella sabía que él lo arriesgaría todo si se enteraba. Sabía que la llevaría a palacio y se desataría una guerra, sabía que pondría en riesgo su reinado para proteger a su hijo . Ni siquiera quería que él tuviese que plantearse aquella encrucijada, ella iba a elegir por ambos.

sábado, 6 de mayo de 2017

Tan solo amor 10° - Gaby Ruiz



– Lo sabía.  Por eso tenía que hablar contigo, necesitaba decirle a alguien sobre esta locura y que no me mirara como un loco –rió.
– Te miro como un loco –rió Danaé al mismo tiempo– un loco enamorado.
Él negó con una sonrisa animada. A pesar de lo difícil de la situación, él iba a luchar.  Porque podría lograrlo y quería ser feliz. Con Mía.  Solo con ella.
– Yo sé que ella te amará –soltó Danaé de pronto, con absoluta convicción– lo hará.
– No estaría tan seguro… –respondió con cautela Marcos y ella negó.
– Cualquier mujer estaría muriendo de dicha al encontrar a un hombre como tú, Marcos. Eres… diferente y eso te hace único. Te amará, si es que aún no lo hace.
– Pero ese otro…

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...