miércoles, 20 de abril de 2016

Besos Robados 9

-¡Me importa una mierda, que no estés muy social para la gala de ésta noche! –Gritaba Matt en su oficina a Ivan, mientras afuera Colt estaba con la secretaria de su jefe escuchando todo al estar la puerta medio entornada-. Se trata de una gala de beneficencia, en donde estarán presentes todos nuestros inversores. Y si eso  implica, que debes soportar el agarre de más de una esposa infiel, te jodes –Gruñía enfadado-. Ahora, no me toquéis las pelotas para minucias como ésta. Joder, ni que estuviéramos en el baile del instituto para tantas tonterías –Siguió gruñendo, mientras el científico salía de allí ofuscado.


-Yo puedo cederte una pareja para ésta noche –Indicó Colt con humor, cuando su compañero se acercó a ellos apesadumbrado-. Ahora tengo novia.

Ivan achicó los ojos y lo señaló con el dedo índice.

-No hagas que busque venganza, preparando un combinado y te convierta en Mr Hyde –Sonrió con frialdad-. Veremos si te dura la novia.

-Gallina –Rió Colt a carcajadas.

-No me crees capaz –Gruñó caminando en dirección al ascensor.

-De eso sí –Rió divertido con lágrimas en los ojos-. Pero de atreverte a ver a mi hermana, no –Se atrevió a soltar, causando que el otro presionara el botón del ascensor con un golpe seco al cerrar el puño.

-No me hace falta ninguna hermana para ésta noche –Reveló con tono heroico-. Sabré apañármelas solito –Bramó justo cuando se cerraban las puertas.

-Ya lo veremos –Siseó emocionado de expectación Colt, mientras se dirigía al despacho de Matt.

Las cinco de la tarde de un sábado, y en vez de estar mirando que iba a ponerse para salir, se hallaba con ángel en el sofá de su casa, atiborrándose de helado de avellana, cuando su móvil comenzó a vibrar encima de la mesita de café.

-Te… Llaman –Indicó el hombre con la boca llena de frío helado.

-Pues que… Suene –Respondió casi en el mismo dialecto.

-Puede que sea importante –Dijo tras tragarse la enorme bola de helado, para inclinarse hacia delante y ver quien insistía tanto-. Colt.

Meredith frunció el ceño extrañada, pues no sabía qué quería su hermano, ahora que estaba con Hada. De modo que con cierta pereza, decidió sentar su cuerpo en el sofá y alargar las manos, para aceptar la llamada a modo de manos libres.

-¿Cómo que tardas tanto? –Se escuchó refunfuñar a su hermanastro.

Meredith y ángel, voltearon los ojos al techo con sonrisas pillas en los labios.

-A pesar de tener novia, sigues gruñéndolo a la vida –Le renegó la chica, volviendo a coger helado con la cuchara.

-Eso a lo mejor, es porque aún no se ha desquitado toda la frustración en un asola noche de sexo –Se burló Ángel.

-Vaya –Rió Colt desde el otro lado de la línea-. ¿Ya estáis juntos? Pensé que al también tener novio, estarías aún mordiendo la almohada amigo –Arremetió con burla.

Ángel se rió por lo bajo, para reclinarse y acercarse más al aparato.

-Tío, te recuerdo que yo la he desenfundado más veces –Rió-. No me hace falta actuar como un conejo.

Meredith, reía mientras tragaba helado.

-¿Ya te estás preparando para ésta noche? –Cambió de tema Colt, causando que su hermana se atragantara con el helado y comenzara a toser.

-¿Pero creí que te acompañaba Hada? –Dijo con hilo de voz estrangulado, a causa del atragantamiento.

-Verás… -Dudó un poco por primera vez-. Me gustaría que me hicieras un favor…

Tanto Meredith como Ángel, achicaron sus ojos, oliéndose por donde iba a ir el hombre.

-Ni hablar –Se adelantó ella, negando de forma efusiva con la cabeza, a pesar de que su hermano no la viera.

-Me debes un favor –Espetó Colt de inmediato-. Yo posé medio desnudo para tú trabajo a cambio de que fueras a la gala.

-Vas a dejar de ser mi hermano favorito, si me obligas a ir –Amenazó soltando el helado y la cuchara, encima de la mesita-. No soporto a esa barra de hielo.

Ángel soltó una sonora carcajada por el nuevo mote, al científico ruso.

-Es muy buen tío –Protestó Colt-. Se lo van a comer las víboras.

-¡HA! –Rió con sarcasmo Meredith-. Te digo que a dos metros de distancia, las congela con su simpatía.

-Hermanita –Dijo empleando tono cariñoso-. Temo porque responda inapropiadamente a los inversores, y entonces Matt se lo coma vivo… Es el mejor compañero que he tenido…

-Según él –Soltó con altanería-, tengo celos de su cerebro inteligente –Habló entonces con desdén-. Que se las apañe. Sois adultos e inteligentes.

Ángel apoyó una mano en las suyas, para llamar su atención y calmarla a la vez.

-Creo que deberías ir –Dijo con tono tranquilo y silenciando con una mano a la chica, cuando vio que quería replicarle-. Tu hermano te está sirviendo en bandeja, el poder devolvérsela…

Los dos hermanos se mantuvieron callados por unos segundos.

-No iban por ahí mis tiros –Soltó un resoplido desesperado Colt-. Pero mientras aparezca.

-Ponte ese vestido plateado y haz, que se coma sus palabras –Siguió hablando con tono confabulador el hombre, viendo como en los ojos de su amiga, aparecía cierto brillo.

-¿A qué hora me recoges?

-¡Sí! –Exclamó Colt-. Ocho y media, pequeña. Nos vemos, adiós –Se despidió de los dos y cortó la comunicación de inmediato.

-¿Vamos a saquear tu guardarropas, antes de darte un baño de sales? –Preguntó divertido su amigo.

-Sí –Respondió con la sangre activa por sus venas.


2 comentarios:

  1. Ohhhh ¿ y entonces? Ay brujissssss me están tentando con todas tus historias, como te desaparezcas sin hacerme saber cómo siguen ya verás...QUIERO BAILEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que te gusta pinchar con el tenedor jijiji ya veremos que baile jijiji

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...