domingo, 12 de junio de 2011

August Rush


¿Es esta una película romántica? Sí y No. Por recomendaciones de E.J vi esta película hace ya un tiempo, y sinceramente quedé encantada. ¿Que más puedo pedir? Tiene una historia romántica a la par con una de supervivencia, de tenacidad, agreguenle música y encima a uno de mis antiguos amores platónicos Jonathan Rhys Meyers y ya me tenía en la bolsa...


Lyla Novacek se perfila como una prometedora violonchelista, lo posee todo: Belleza, talento y juventud y un futuro más que asegurado en el mundo de la música. Pero como también sucede con frecuencia, no todo es color de rosa y su padre ansioso por que ella no pierda sus objetivos musicales de vista le coarta la libertad con frecuencia, teniéndola en lo que para ella es una especie de jaula. Es donde entra en juego nuestro protagonista Louis Connelly, músico también de una banda al lado de su hermano y amigos. Tiene presencia, tiene carisma, es guapo y atrae a la gente con su música y canciones.

Está de más decir que cuando se conocen en una fiesta, la atracción es inmediata y enseguida sin importarles nada ni nadie pasan juntos esa noche.


Quedan de verse de nuevo, por supuesto. Pero es aquí donde el padre de Lyla entra en juego nuevamente y la aparta de él. La inseguridad, el miedo, la confusión, le impiden a Lyla luchar por ese joven amor. Queda embarazada, ya estando en un estado avanzado después de una pelea con su padre tiene un accidente y pierde al bebé o al menos eso es lo que su padre le hace creer. Y es años después cuando el padre le confiese lo que hizo, que entregó a su bebé en adopción con la finalidad de que ella no truncara su ascendente carrera, irónicamente Lyla después del accidente abandona el mundo de la música y se dedica a enseñar a pequeños y se deslinda de su padre.

Aquí es donde realmente empieza August Rush, la búsqueda de una madre que no sabía que lo era. Un niño que considera que sus padres están allí afuera y que los encontrará como sea, un niño que es un prodigio de la música y que con detalles tan insignificantes como el ruido del tráfico, de gente jugando baloncesto y cosas así por el estilo crea melodías geniales. En el caso de él, nunca supo que Lyla esperaba un hijo suyo pero también guarda el recuerdo de aquella noche, ha dejado el mundo de la música y esta similitud con Lyla me llama la atención, ambos parecen haber abandonado lo que tanto amaban, ella por el dolor de la pérdida, él por que se siente vacío, incompleto. A partir de que August decide salir al mundo exterior y buscar a sus padres a pesar de su corta edad, es cuando también Lyla empieza a buscarle y es cuando él por una conversación breve con un antiguo compañero de banda y una visita a su hermano que no acaba precisamente bien, al menos al principio decide retomar también la música no sin antes ir a buscarla a ella.

Mientras tanto las vivencias de August son diversas, de pronto, en la calle sin saber bien que hacer y con toda la inocencia de un niño de su edad se enfrenta a gente como Wizard interpretado por Robbin Williams una especie de "protector" que usa a niños para su conveniencia en una especie de explotación disfrazada de protección. Es interesante el hecho de que en la escena donde August entra a la guarida de todos esos pequeños aparece una actriz muy conocida en Corea ¿De quien hablo? Sé que no viene a cuento, pero me llama muchísimo la atención este hecho y ella es...

Goo Hye Sun, mas conocida como Jan Di de la popular serie coreana Boys Over Flowers ¿Que intentó con este cameo? No lo sé, no aparece más de cinco segundos.

Volviendo al tema, Wizard no tarda en darse cuenta del talento del pequeño y ve su pequeña minita de oro. Pero hacen una redada al sitio donde se refugiaban y es allí donde August parece encontrar el sitio ideal para su talento. Acaba nada más y nada menos que en  The Juilliard School famoso centro de artes escénicas especializado en danza, drama y por supuesto Música.

La situación nuevamente se complica, Louis piensa erróneamente que ella se acaba de casar, August vuelve a caer en manos de Wizard y ella a pesar de todos sus esfuerzos sigue sin encontrar a su hijo.
¿Que puede unirlos? La música por supuesto... La escena final es particularmente preciosa, la huida de August por fin de Wizard, un pequeño dirigiendo una orquesta, Lyla alejándose de ese concierto final después de su participación sin saber que su hijo se encuentra allí... el reconocimiento de la música que August ha creado y le permite ver que es el hijo buscado. Louis corriendo como loco para llegar a ese concierto y la melodía final, donde por fin nuestra pareja se reencuentra y al mismo tiempo encuentran a su hijo. Me dejo muchas cosas más, pero lo tendrán que ver por ustedes mismos. Anexo el video de la escena final y si no la han visto, les recomiendo que mejor vayan y vean la película completa.

Como dice August al final... La música está en todas partes, solo tienes que escucharla...


1 comentario:

  1. deberian hacer una segunda parte es buenisima

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...